Atrapado en el tiempo... el invierno mas largo y divertido de la historia


En 1993 se estrenaba una película que casi podemos decir que iniciaba un género en si mismo, el de los bucles temporales, su nombre en España fue Atrapado en el tiempo, pero todo dios la conoce como El Día de la Marmota.

Pongámonos en antecedentes, estábamos a principios de los noventa, las comedias románticas eran las películas mas taquilleras en esos momentos y Andie MacDowell era una de las actrices mas solicitadas del género. Bill Murray estaba en la cresta de su fama como comediante, pero ya comenzaba a dar señales de que quería hacer algo mas serio, y Harold Ramis compañero de Murray en los cazafantasmas ya había decidido dar el paso de escribir e interpretar, a dirigir, películas. El propio Ramis junto a Danny Rubin escribieron esta maravilloso y extraño guión en el que un periodista del tiempo, revivía su peor día una y otra y otra vez.


Y así nacía la película que nos dio a conocer a todo el mundo a la localidad norteamericana de PUnxsutawney en Pennsylvania, donde cada 2 de febrero se celebra el día de la marmota. Una fiesta que basicamente consiste en preguntarle a una marmota si ha visto su sombra, lo que indica un invierno corto o mas largo. Esta es la típica noticia tonta que suelen dar los noticiarios cuando no hay noticias y Phill Connors al que da vida Murray, odia ir año tras año a ese pequeño pueblo. Pero este año le acompaña su nueva productora Rita (Andie MacDowell) por la que se siente atraido. El problema viene cuando por un problema meteorológico no puede salir por la noche de la ciudad y se acentúa cuando al despertarse al día siguiente, ve que vuelve a repetir el 2 de febrero.

Comienza aquí una aventura en la que el protagonista tendrá que aprender a ser feliz, y bueno eso lleva su tiempo y es que en la película vemos 38 repeticiones distintas del mismo dia, pero las cosas que ocurren a lo largo de la misma nos llevan a pensar que son mas... muchas mas veces las que tiene que vivir Phill hasta que por fín se despierta otro día.


Y como la gente es muy muy muy friki, se han puesto a contar y especular la cantidad de días que pasó Murray en el bucle, y se basan en declaraciones del director, frases de la película y el hecho de que el protagonista, aprenda a hacer estatuas de hielo perfectas, aprenda a tocar el piano e incluso aprenda francés y la cifra asusta mucho. Porque Phill Connors paso 33 años y 358 días repitiendo una y otra vez el 2 de febrero.

La película es extremadamente divertida y se convirtió muy pronto en un clásico que vemos una y otra vez... como si de un bucle se tratara. Así que... A levantarse excursionistas porque hoy hace frio, hace frio todos los días.

Publicar un comentario

0 Comentarios