Dick Tracy


Si tenemos que hablar de historias policíacas, en mi opinión, la tira cómica del investigador con gabardina amarilla es la que más repercusión e influencia ha tenido en todos los tiempos, puesto que siempre podemos ver algunos de sus rasgos más característicos en otras historias, ya sea el modo de presentar a los personajes, las características propias de cada individuo o el método de atrapar al malo.

Por todo ello, vamos a recordar a ese individuo que se limitaba más bien a machacar a los criminales que a buscar la verdad en los hechos acaecidos.



Dick Tracy fue una de las tiras de prensa más conocidas en todo el mundo gracias a dedicarse a su lucha contra el crimen en su papel de inspector de policía, ya que estaba fuera de lo normal en lo que confiere aquellos “dibujos” que solían “rellenar” cierta sección de la prensa.
El género policiaco tuvo gran repercusión a través de esta tira de prensa, que no se puede considerar una tira cómica puesto que el tema principal es muy violento y la palabra “cómico” no le pega nada, aunque golpes veremos a montones, aunque la disposición y la publicación implique que esté dentro del cómic.

Pero Dick Tracy no sólo tuvo gran repercusión en el tiras del Chicago Tribune, donde comenzó a publicarse el 4 de octubre de 1931, obra tanto de guión, idea principal y dibujo de Chester Gould, el cual había presentado otras tiras habiendo sido todas rechazadas, hasta que por fin ésta, basada en los últimos años de La Ley Seca, tubo grandes críticas, llevándose esas historias nacidas a partir el papel a otros numerosos formatos en donde tuvieron grandes éxitos, los cuales se perpetuaron durante décadas.

Poco después de 1931 fue traducida en otros idiomas como fue el francés y al español, como en la revista Puño Fuerte, publicada en 1950 en Argentina, y en la revista el Globo, publicada a partir de 1973 en España.

Basándonos en el protagonista que da nombre a la tira policiaca, queremos destacar que su nombre, Dick, quiere decir en el argot norte-americano, dentro de la policía define al sabueso investigador, mientas que Tracy  es la deformación o evolución de la palabra tracing, que quiere decir investigación, o también puede provenir de la palabra “trace”, que significa pista. Ya a voz de pronto el nombre del protagonista, y de la tira, nos indica de qué va a tratar la historia, por lo que si nos decidimos a leerlo somos totalmente conscientes de lo que nos vamos a encontrar en esta tira policiaca, algo que a mi, personalmente, me encanta, ya que las investigaciones con algo de sangre suelen ser buen aperitivo para una trama bien trazada.

Al lado de Dick Tracy encontraremos siempre a su prometida, y después esposa, Tess  Trueheart y a Junior,  el cual es rescatado de las malas calles y mala vida por nuestro protagonista.

A pesar de ser un tema policiaco no nos dirige paso a paso a la en la investigación de averiguar quién es el delincuente. En este caso, desde el principio del episodio o tira, sabemos exactamente la entidad del culpable, siempre lo descubre muy pronto por lo que la mayor parte del relato estará centrada en la persecución del delincuente, el cual la mayoría de las veces, termina con un destino trágico (y otras todo lo trágico que puede llegar a ser). Por o tanto deducimos que no interesa la intriga de la investigación del delito, como ocurre en otras series policiacas, sino más bien el castigo del delincuente, el cual siempre lo imparte el hombre de la gabardina amarilla.



Conforme a la técnica artística que nos muestra el autor podemos reconocer a Dick Tracy gracias a su gabardina y sombrero amarillo limón, el cual contrasta con el blanco y negro general del resto de personajes, aunque podemos encontrar a los antagonistas, sobre todo a los villanos, a los que Goule también les ha dotado de un aspecto muy colorido normalmente acompañado de parte del cuerpo deformadas, lo que incrementa las particularidades de éstos, como es el caso de Cabeza plana, Carapasa, Grandulón Caprice, Murmullón, Cara de niño y otros muchos.

Centrándonos en esta sin razón de personajes podemos intuir que la perfección está representada en Trace, perfección que entendemos como la verdad, la Justicia, la libertad y todo los valores que un ser humano debe de tener hacia su fin de ser un ciudadano correcto. Por otro lado la deformidad de los villanos, para nada común, nos trata de hacernos entender que no son seres humanos correctos, por así decirlo, ya que la maldad, violencia, algún qué otro pecado capital, produce una deformidad física lo que les marca a cada villano como su característica principal, la cual incluyen incluso en el nombre.

La tira policiaca fue evolucionando con los años llegando a incorporar elementos de ciencia ficción, como es el caso a partir del año 1946, como son los transmisores pulsera, pero en 1960 va a ir mucho más allá, ya que incluirá una nave antigravitacional.

Como ya hemos comentado Dick Tracy no se conforma con permanecer en los periódicos sino que en 1937 salta simultáneamente a la radio y al cine.  Entre 1937 y 1339 tuvo un programa diario de radio de unos 15 minutos el cual se emitía en la emisora Mutual Network y patrocinado por los cereales Quaker Puffed Wheat. Igualmente se relataba las historias de las tiras cómicas pero con algún que otro sonido especial de ambientación y radiado por actores profesionales. En 1943 regresaría otra vez, pasando esta vez a la emisora NBC Blue, la cual será conocida más tarde como ABC, esta vez es patrocinado por los caramelos Tootsie Roll. En 1946 cambiaría el formato a media hora semanal hasta ya desaparecer nítidamente en 1948 al darle mayor importancia a la carrera cinematográfica la cual empezó también en 1937 y con muchísimo más éxito ya que,por aquel entonces, la productora de proyectos Republic Pictures Corporation comenzó a invertir su patrimonio en series de televisión, como es el caso de la serie de Dick Tracy, la cual llevaba apenas u n año en antena, queriendo comprar los derechos. Finalmente lo consiguió, a pesar de las trabas que le puso el sindicato de artistas, el cual llevaba razón acerca de los posibles cambios que podría efectuar la serie con respecto al cómic original. Éstas eran muy ostentosas y varíaban o distaban mucho de la trama original, como era el caso de la profesión del protagonista, pasando de ser agente de policía a ser un agente del FBI, perteneciendo a los famosos G-men, los hombres del gobierno.



No fue hasta 1990 cuando se rodó la película dirigida y protagonizada por Warren Beatty, reconocido fan de la saga, con Madonna como protagonista femenina, siendo la novia de Tracy, Al Pacino en el personaje de Big Boy, como malo malísimo. La película tuvo gran éxito, ya fuera por las diversas apariciones breves o cameos de  estrellas como Kathy Bates, Dick Van Dyke, Dustin Hoffman, R. G. Armstrong, James Caan, Mike Mazurki, ya presente en uno de los films de los cuarenta, Charles Durning, Estelle Parsons, Colm Meany yMandy Patinkin, o por la canción principal  cantada por Madonna, la cual ganó el Óscar a la mejor canción de 1990.

Con respecto a la escenografía, se pretendió otorgarle un tono lustroso o brillante, quizás para diferenciarse del archiconocido Batman de Burtonque tanto éxito obtuvo justo antes de estrenarse esta película. Cabe destacar el vestuario colorista, sobre todo las americanas y las gabardinas destacadas con rojos y amarillos, las cuales se veían aún más gracias a la espectacuar fotografía de Vittorio Storaro, lo cual engradecía aún más a la película, pues el asombroso diseño de producción de Richard Sylbert se cercenó de ello. Todo ello unido a una fantástica recreación de los personajes con el fabuloso maquillaje. Sin embargo, numerosas críticas desfavorables se centran en que dicha película carece de alma, ya que la trama no hay por donde cogerla, lo cual se debe, quizás, a que el guión fue reescrito un centenar de veces, para finalmente optar por una historia simple, centrada en un enigma muy simple capaz de ser resuelto por cualquier espectador. Pero esta es la verdadera esencia de Dick Tracy: lo importante es darle castigo al criminal, sin importar cómo se ha descubierto su implicación.

Cabe destacar la gran participación de Sheldon Dorf, guionista y editor de la tira cómica para las nuevas generaciones, el cual había ayudado a transmitir el cómic de Dick Tracy, lo que mejoró en gran parte el guión, por lo tanto obteniendo grandes críticas desde los fans de la saga.

Pero el famoso policía de la gabardina amarilla no sólo se limitó a salir en la radio o en la televisión ya que se realizaron varios  videojuegos ya fuera una adaptación de Bandai para la Nintendo NES, dos de Sega, uno para Master System y otro para Sega Mega Drive, y otras adaptaciones diferentes para sistema de 8 y 16 bits, ya fuera para Amiga, Atari, Amstrad, Spectrum y un largo etc. Que seguramente recordaréis con cariño o quizás no, ya que hay fans de todos los gustos para este investigador de la gabardina amarilla.

Beatriz Pulido Herrero

Publicar un comentario

0 Comentarios