Blossom la primera serie que comenzó a tratarnos como adultos.


Corría 1991 y en la televisión norteamericana una niña vestida de forma extraña y una contagiosa sonrisa comenzaba a bailar como una loca ante la cámara de vídeo familiar colocada en su televisión. Una canción optimista y divertida que si creciste en los noventa te sabes de memoria daba paso a una sitcom familiar que estreno la NBC un 3 de enero y que se mantuvo en antena durante seis temporadas en las que vimos crecer a su protagonista.


Hablamos de Blosson, la adolescente a la que daba vida Mayim Bialik y con la que muchos de nosotros nos sentimos muy identificados ya que curiosamente, una serie destinada al publico juvenil, comenzaba a tratar temas que hasta ese momento eran poco menos que taboo y lo hacían con total y absoluta normalidad. Hoy, acostumbrados a Skins, Por trece Razones o la reciente Euphoria, puede que los episodios de Blosson nos parezcan dignos del Disney Channel, pero en aquella época la serie era completamente transgresora y eso provocó que millones de jóvenes en todo el mundo se engancharan a sus aventuras.

La serie nos llevaba al interior de la familia Russo, una familia sin madre y en la que el padre Nick se veía con la responsabilidad de criar a tres hijos, una chica muy despierta e inteligente, un chico deportista y digamos que con menos inteligencia que su hermana y un joven drogadicto en rehabilitación que había vuelto al hogar para tratar de seguir limpio. Y como no, la mejor amiga de Blossom que por lo que se ve, no tenía casa, porque se tiraba en el hogar de los Russo todo el santo día.


La serie desde un punto de vista optimista, y sobre todo para nada aleccionador, nos mostraba los problemas a los que un adolescente se enfrentaba en los noventa, y en cualquier época, empezando por el abandono de uno de los progenitores, pasando por las drogas y el sexo, temas que pasaban por las tramas de manera natural y sin intención de dar lecciones, todo ello con un desbordante sentido del humor. Esto en los noventa era poco menos que transgresor y dio mucho que hablar pero también consiguió que las familias al completo se sentaran en horario de Prime Time en España a ver los episodios de Blossom que durante la década fueron repuestos una y otra vez.

Blossom se convirtió en la amiga que todos queríamos tener y su familia en nuestro ejemplo de lo que tenía que ser una familia abierta a todos los temas, y por supuesto una serie que marcó una epoca. Así que "No te cortes, sonrie ya" porque "Seguro que hoy el sol brillará"

Publicar un comentario

0 Comentarios