Se cumplen 40 años desde la publicación de la historia Interminable


El pasado 1 de septiembre se cumplieron 40 años de la publicación de la novela de Michael Ende, La historia Interminable. Una historia de libros dentro de los libros que nos inició a muchos en la lectura.


Corría 1979 cuando el escritor alemán publicaba Die Unendliche Geschichte, que aqúi en España conocimos como La Historia Interminable. Una novela de Fantasía que trataba sobre la perdida, lo dificil que es crecer y mantener la magia en tu interior y sobre todo del placer de la literatura y la capacidad para crear mundos fantásticos.

Y esta novela lo hacia literalmente, ya que nos contaba las aventuras de Bastian Baltasar Bux, un niño que acababa de perder a su madre y que se ha refugiado en su mundo interior, el cual tras entrar en una librería propiedad de Karl Konread Koreander, huyendo de unos chicos que quieren pegarle, se hace con un libro llamado La historia interminable.

La novela está claramente dividida en dos partes, por un lado las aventuras de Atreyu combatiendo a la Nada para salvar a la emperatriz infantil (lo que nos cuenta la película de los ochenta) Y por otro lado las aventuras del propio Bastian en Fantasía salvando aquel mundo imaginario.


Ende ademas de escribirnos una historia de aventuras maravillosa, lo hizo de una manera fácilmente entendible para los mas pequeños, ya que literalmente lo dividió por colores. Las letras de la parte que ocurría en el mundo real, eran de un color, y lo que ocurría en Fantasía era de otro. Y lo mas importante, nos contaba como suele desarrollarse el amor por la literatura en los escritores.

Con esas dos partes totalmente diferenciadas nos mostraba el encuentro con la literatura como un niño que lee aventuras, para en la segunda parte y quizás mas importante, mostrarnos el proceso creativo, un niño que crea aventuras.



La novela que fue un éxito de ventas en todo el mundo fue llevada a la gran pantalla en 1984 por Wolfgang Petersen y todo se desmadró. La película fue un éxito sin igual y si bien es una mágica aventura, no capta todas las capas que tiene la novela. Esto provocó que el autor renegara de la misma, llegara a decir que se le había engañado y convertido su historia en "un gigantesco melodrama comercial a base de cursilería, peluche y plástico" que en parte tenía razón. 

Ende fallecía el 28 de agosto de 1995 y lo hacía habiendo sido reconocido como uno de los mayores escritores de literatura infantil del siglo XX con novelas como Momo o Jim Botón y Lucas el Maquinista. 

Publicar un comentario

0 Comentarios