7 curiosidades del rodaje de Waterworld, la película que casi acaba con la carrera de Kevin Costner

Durante mucho tiempo fue la película mas cara de la historia del cine, tambien uno de los mayores fracasos de taquilla. Ahora es un clásico del cine cutre que tanto nos gusta. 

Hoy os traemos 7 curiosidades sobre el rodaje de Waterworld, un desastre pasado por agua. 


7.- El guión de Waterworld se reescribió 36 veces

Aunque no lo creais, esta historia en apariencia sencilla y simple, un guerrero salva a una niña de los hombres malos y de paso salva al mundo libre, tuvo 36 versiones diferentes del guión hasta dar con la tecla... Que nos preguntamos nosotros ¿Si este fue el bueno, como serían los otros 35?

6.- La construcción del set de rodaje, el atolón principal, acabó con el acero de Hawái.

Me imagino al director diciendo:

Director - Faltan cosas por acabar, traer mas acero...
Currito - No queda...
Director - Pues ir a comprar mas....
Currito - no, que no queda en todo el estado de Hawaii.

¿Que hicieron entonces? Traerlo desde el continente en aviones especiales, tan especiales que parte del presupuesto fue la inversión en hacer mas larga la pista de aterrizaje del aeropuerto de Hawái.


5.- A nadie  se le ocurrió mirar el tiempo en las fechas de rodajes.... Dos huracanes destrozaron el set dos veces.

Es lo que tiene rodar en el mar, que los sets de rodaje no son muy faciles de proteger cuando llegan dos huracanes que destrozaron todo, parando la producción y alarganado aun mas el rodaje 220 días de rodaje.

4.- Cada Día habia que internar el set de rodaje 500 metros en mar abierto.

El rodaje se producía a 500 metros de la playa,  y habia que remolcar tanto actores como set de rodaje e incluso los baños. Cientos de bajas por nauseas e infecciones.

3.- Los retrasos de la hora de comer de los trabajadores en la película costaron 3 millones de dólares.

Resulta que el convenio de los trabajadores de cine estipula que cada 15 minutos de retraso en la hora de comer del personal, implica un pago de 30 dólares para el trabajador. Imaginaros los retrasos que hubieron para tener que pagar 3 millones de dólares en retrasos.

2.- A Kevin Costner se le añadió pelo en CGI

Es lo que tiene tener poco pelo y encima que este sea fino, que cuando se moja se ven los claros y esto el bueno de Kevin no lo podía permitir. Así que parte del presupuesto se fue en ponerle pelo digital al actor.

1.- El director abandonó antes de acabar y Kevin Costner y Joss Whedon la terminaron.

Kevin Reynolds dejó la produccíon antes de la finalización, estaba acabando con su salud, y acabo con su carrera, esto hizo que el propio Costner se pusiera tras las cámara para acabar la cinta y contratara a Joss Whedon como medico de guión para mejorar algunas partes. Whedon definió aquel trabajo como "Siete semanas en el infierno" no apareció acreditado en la cinta.

Publicar un comentario

0 Comentarios