Los anuncios japoneses con celebridades suelen ser de por sí muy extraños, si a eso le unimos que estos anuncios  son de los ochenta, nos encontramos ante unas pequeñas joyas televisivas con John Travolta moviendo las caderas.