Cuando un anuncio de pañales te decia que ya podías hacer girar a tu hijo como una peonza sin miedo a llenarte de caca.


Vale que corrían otros tiempos y que los ochenta podían ser muy cañeros, pero esto creo que es demasiado incluso para 1988. Y es que en este anuncio de pañales, el adorable Hipo nos decía literalmente "dale las vueltas que quieras." y lo siguiente que nos salia eran unos niños girando rápidamente. Por mucho que el nuevo elástico de los pañales permita que hagas centrifugado con el niño sin miedo a que la mierda salga volando por todas partes, creo que no es conveniente hacerlo... pero que sabré yo, que no soy padre.

Publicar un comentario

0 Comentarios