Recordando el Un, dos, tres... Responda otra vez.



Se encendían los televisores y España se paraba en los ochenta, comenzaba el Un, dos, Tres


Mi infancia sabe a bocadillos de pan con chocolate, y suena al duo sacapuntas, me gustaría ser como los de las películas que hablan de los libros que les llevaban a lugares mágicos y que ahora son como son, por ello. Pero no, yo crecí pegado a la televisión y si en los ochenta había un programa que paralizaba España, ese era el concurso televisivo, Un, Dos Tres.

Voy a hablaros de la tercera etapa que estuvo en antena entre 1982 y 1988, porque ese es el mio, se que este formato creado por Chico Ibañez Serrador, nació mucho antes, en los setenta, pero yo lo recuerdo con pelo cardado, hombreas, camisas mostrando pecho lobo y sobre todo con Mayra Gomez Kemp.



Un, Dos, Tres era un programa claramente familiar, en el que te lo podías pasar bien, sin tener en cuenta la edad que tuvieras, las familias se unían ante la tela para contestar las preguntas, reírnos en la eliminatoria y sufrir en la subasta, soñando con ganar algún día ese ansiado apartamento en Torrevieja.

El programa tenia tres partes claramente diferenciadas que eran:

1.- Las preguntas.

Esta era una de mis partes favoritas, porque ademas de ser el típico concurso de cultura general, se incluía en la ecuación que tu compañero te podía ayudar mediante señas de mímica, así que si no lo sabías podías jugar a adivinar que era lo que esa persona de la tele te intentaba decir moviendo las manos como loco. Participaban 3 parejas de las que solo dos pasaban a la siguiente fase.

2.- La eliminatoria.

Esta no me gustaba, normalmente era una prueba física o de habilidad que acaba con una de las parejas o las dos, pringadas de algún líquido de colores. Esto era un poco, caca culo pedo pis, pero es que yo ya era un niño que sufría mucho de vergüenza ajena, asi que el momento de la eliminatoria era mi elegido para bajar la basura, y cuando subía ya había pareja ganadora para la subasta que era la autentica fiesta.

3.- La subasta.

El punto principal del programa, un viaje en el que acompañábamos a los afortunados concursantes a través de la temática del día, con diferentes actuaciones de humoristas, bailarinas etc... Todo con mucho brilli brilli, Bigote Arrocet, Juan Tamariz, el Duo Sacapuntas y el momento estelar de la noche... Ese momento en el que te ponías un cojín encima de las piernas... la llegada de LA BOMBI. Si, seguramente el Un, Dos, Tres no era el programa mas políticamente correcto del mundo, pero en aquella época, a mi me importaba un pimiento.



El formato era simple, cada invitado traía un regalo y para saber que podía ser el regalo te leían la "tarjetita" donde te dejaban una pequeña pista de que podía ser... Después la pista no tenía nada que ver con el regalo, pero eso es lo que molaba. Básicamente el tema era ir eliminando regalos hasta que al final te quedaba solo uno.

En ese momento Mayra se convertía en el demonio, en la persona mas odiosa de la historia, la que te ofrecía dinero en mano y pasar del regalo. Y claro había que jugarsela porque lo mismo te llevabas un coche que 500 kilos de clavos

Y esto en esencia era el Un, Dos, Tres, un producto hijo de su época, una genialidad de Chico que se exporto a cientos de paises en todo el mundo, y claro con unas audiencias de escándalo... era lo que tenía que no hubiera mas que una cadena de televisión en España.

¿Y tu como recuerdas el Un, Dos, Tres?




Publicar un comentario

0 Comentarios