Siete curiosidades que quizás no sepas de El Secreto de la Piramide

A pesar de que fue un rotundo fracaso en taquilla, uno de los grandes traspié de Steven Spielberg como productor ejecutivo, El Secreto de la Pirámide terminó con los años en convertirse una cinta de culto y un título muy valorado por los fans de Sherlock Holmes. Barry Levinson, su director, puso el mayor de los respetos en no dañar la herencia del personaje creado por Arthur Conan Doyle, aunque esta vez en su versión más joven, algo que se deja claro al final de la historia con una voz en off advierte de las licencias que se habían tomado en la película para su desarrollo y siempre con el mayor de los respetos.



El título original de El Secreto de la Pirámide fue Young Sherlock Holmes, dejando a las claras que es lo que íbamos a ver en la gran pantalla. Fue protagonizada por Nicholas Rowe como Sherlock Holmes y Alan Cox como el joven Watson.

En el Londres de 1870, en la prestigiosa universidad Brompton Academy, el joven Sherlock Holmes  conoce al que será un gran amigo suyo, John Watson.
Varias personas de la ciudad son atacadas por un misterioso encapuchado con dardos venenosos, provocando que acaben suicidándose. Holmes sospecha que los suicidios no son casuales, sino asesinatos, pero en Scotland Yard el Inspector Lestrade niega que haya relación entre las muertes.




-Spielberg hizo contribuciones en el guión de Chris Columbus, relacionadas con las escenas de las alucinaciones que sufren diferentes personajes de la película.

-A Alan Cox, que interpretó al joven Watson, no le sirvió con engordar 3.5 kgs y decidieron rellenar los trajes que llevaba para asi hacerlo parecer más grueso de lo que realmente estaba.



-The Graphics Group, posteriormente conocida como Pixar, fue la encargada de los efectos especiales e incluso la película fue nominada a los Oscars por dicha razón.

-El Caballero de la vidriera, que parece tomar vida durante en el título, es considerado el primer personaje realizado totalmente por ordenador y de manera fotorrealista que aparecía en una película.

-La película fue de las primeras en tener una importante escena post-créditos. Esa escena hubiera enlazado con una secuela que nunca se llegó a rodar.



-Se tuvo que indemnizar a Oxford por destrozar parte de la hierba del campus debido a la nieve artificial que se utilizó.

-Nigel Stock, que encarna a Waxfatter, había interpretado al Doctor Watson en la serie de televisión Sherlock Holmes de 1965.




Publicar un comentario

0 Comentarios