El demencial anuncio ochentero de KFC en el que una familia se comía un coche.


Ya no se hacen anuncios demenciales como los de los ochenta.

A cuadros nos hemos quedado cuando ha llegado a nuestras manos, el probablemente mas demencial anuncio de los ochenta, concretamente de finales de los ochenta. Hablamos de un spot de KFC titulado "no puedo esperar" y si pensabais que lo del "Pollo Pollo" era demasiado para vuestro cuerpo, una familia literalmente devorando un coche, es mucho mejor. 




 

Publicar un comentario

0 Comentarios