30 años desde el estreno de la película de Las Tortugas Ninja


 Este mes de noviembre se cumplen 30 años desde el estreno de la película de Las Tortugas Ninja.

Las Tortugas Ninja fueron con diferencia el comic de los ochenta que mas éxito tuvo durante los años ochenta. Muy pronto se convirtieron en unas figuras de acción que también consiguieron un gran éxito de ventas y la serie de dibujos animados acabaron por convertirlas en iconos pop y los personajes mas queridos por los niños de los ochenta. Por esta razón solo era cuestión de tiempo que alguien realizara una película de los personajes.

Había muchos impedimentos para poder llevar la historia a la gran pantalla, por un lado las propias Tortugas, y es que estábamos hablando de hacer que parecieran realistas unas tortugas de metro ochenta que además tenían que moverse con facilidad ya que no de los puntos esenciales, era que tenían que conseguir hacer artes marciales. Por otro lado teníamos la violencia de la serie de animación que dejaba la película un poco en terreno de nadie, ya que podía ser muy infantil para un publico mas adulto y muy violenta para los niños. Y por último es que el intento de llevar a la gran pantalla a otros populares muñecos y protagonistas de dibujos animados, He-man, fue un autentico fracaso de taquilla, entre otras cosas porque la película era un desastre. Por esta razón ningún gran estudio quería ponerse con ella, hasta que llegó New Line Cinema, que en ese momento era una pequeña productora independiente, y decidió confiar en el producto, y la cosa les salió bien porque durante mucho tiempo fue la película independiente mas taquillera de la historia. 


La historia que nos iba a contar la película se inspiraba en la serie de animación y contaba las primeras misiones de las Tortugas contra el clan del pie. Y cuando llegó el estreno de la misma la crítica le dio por todos lados, incluso algunas publicaciones acusaban de racismo ya que los malos de la película eran de origen asiático y además de ser una película muy violenta para el publico infantil, y eso fue mano de santo ya que la gente acudió a las salas en tropel a ver las aventuras de Leonardo, Miguel Angel, Rafael y Donatello.

Para dar vida a las tortugas, el director de la película, Steve Barron, un director de videos musicales tan importantes como el Money For Nothing de Dire Straits o el Billie Jean de Michael Jackson, contrató a Jim Henson para hacer las marionetas, que aunque en un principio estuvo reacio, al final realizó unos trajes de látex que mezclaban el arte de la marioneta con la animatrónica con el que se controlaba la cara y las expresiones faciales. El resultado era tan bueno que incluso en la actualidad, treinta años después siguen siendo igual de creíbles. Así que las tortugas tenían dos interpretaciones, por un lado los dobles que se ponían los trajes y que hacían la interpretación corporal, y los marionetistas que controlaban las caras a control remoto, para permitir la movilidad, algo crucial en la película. Por ultimo para crear la magia de la velocidad en las peleas, la solución que encontraron fue simple, grabar a menor velocidad que la que se reproduciría, concretamente a 20 fotogramas por segundo. Y así consiguieron que 4 tortugas de metro ochenta cobraran vida en la época anterior al CGI.




Publicar un comentario

0 Comentarios