EN BUSCA DEL ARCA PERDIDA: El inicio de una saga grandiosa. (Retro-Critica)


Cuando James Bond se convirtió en Arqueólogo.

Hoy comenzamos una nueva sección en Nosoloretro, las Retro-Criticas, en ellas hablaremos de películas o series clásicas y hablaremos de ellas como si de un estreno reciente se tratara, intentando que la nostalgia no se ponga en nuestro camino a la hora de ser objetivos, y eso va a costar porque para empezar vamos a hablar de una de mis películas favoritas, En busca del arca perdida.


Durante muchos años, dos amigos del club de los barbudos quisieron hacer una película de James Bond, pero por unas cosas o por otras, al final no consiguieron los derechos, así que una buena mañana decidieron inventarse su propio James Bond, le hicieron arqueólogo y le llamaron Indiana Jones. Esos dos amigos eran George Lucas y Steven Spielberg.


¿Qué nos encontramos si nos enfrentamos por primera vez a la primera película de Indiana Jones llamada En busca del Arca Perdida? Ante todo, una película de aventuras, un homenaje a las películas de serie b que se veían en los sesenta en los cines en programa doble, y las historias de aventuras de los años 50 y 60.  Y lo hacen creando un personaje de la nada, con una épica y lo mas importante un pasado, que nos hace querer saber mas del mismo. Porque esta primera película, no es ni de lejos la primera aventura del arqueólogo, sin ir mas lejos, la secuela, temporalmente ocurre años antes. Y claro esto nos mete de largo en una nueva mitología con unos puntos muy importantes. Un bueno con un montón de matices grises, unos malos malísimos, y los mejores malos malísimos siempre son los nazis, y por supuesto un huevo de pascua, o excusa para lanzar la aventura, en este caso el arca de la alianza.

Otro punto a destacar de la película es sin duda su estructura, con una escena de inicio que ya nos atrapa, persecuciones por la selva, investigación, magia oscura y lo mas importante una piedra redonda increíblemente grande que quiere aplastar al protagonista y todo esto en los primeros diez minutos de la película. Estos inicios son calcados a las películas de James Bond que siempre tienen el mismo principio.



Tantos los momentos de investigación como los momentos de acción son mágicos y rodados con gran maestría y efectos especiales que incluso a día de hoy se mantienen perfectamente actuales. Es lo que tienen los efectos tradicionales que no envejecen tan mal como lo digital. Destacar la persecución en coches y camiones para recuperar el arca con uno de los momentos mas míticos y recordados de la historia del cine, Indiana arrastrándose bajo un camión en marcha.

Y toda esta aventura, montada de una forma que sin evitar la violencia, crea un producto imperecedero que se puede ver perfectamente en familia en cualquier época. Y si, si quitamos a Indiana Jones de la cinta, la historia hubiera acabado igual, pero sin Indy, no sería ni de lejos la mitad de divertido.

Publicar un comentario

0 Comentarios