SPIDER-MAN de San Raimi, ahora la criticáis, pero en el 2002 fue lo mas. (Retro crítica)


 Tobey Maguire es y será siempre jamás, el mejor Spiderman, ala ya podeis pegarme.


Corría el año 2002, los Xmen lo habían petado mucho y parecía que los superheroes de Marvel podrían funcionar también en la gran pantalla, por esta razón Sony echó el resto y aprovechó que tenían los derechos del personaje (maldito el dia que los compraron) para esta vez si, rodar una película del amigo y vecino Spiderman. 

Tras las cámaras un reconocido director, experto en hacer grande la serie B llamado Sam Raimi, la persona tras la saga de Evil Dead, pero también el director de una joya de superheroes llamada Darkman, de cuya imagen esta Spiderman tomaría mas de una cosa. El héroe de Nueva York llegaría casi un año después del atentado de las torres gemelas y lo hacía tras haber eliminado un primer teaser de las mismas en el que un helicóptero quedaba atrapado en una telaraña tejida entre ambas torres como podéis ver en el siguiente video.



Era una jugada arriesgada pero a Sony le salió extremadamente bien, ya que con un presupuesto de 140 millones de dólares, la película consiguió una recaudación superior a los 820 millones y con unas ventas en juguetes y merchandising tan elevada que en muy poco tiempo volvió a convertir al personaje en uno de los mas populares del mundo.

La película nos cuenta una  historia de origen de superheroe muy clásica y lo hace en gran parte, respetando el que vimos en los comics, con picadura adolescente de araña radiactiva, aunque en este caso era modificada genéticamente, con su tío Ben y su gran responsabilidad, con su pijama cutre de primer uso etc, y con su enfrentamiento con el villano mas reconocido del héroe, el Duende Verde.

Para dar vida a los personajes se opto por contratar a Tobey Maguire en el papel de Peter Parker que contaba con 27 añetes y vamos a ser claros, por mucho que nos guste la película, no da como adolescente de 15 y eso es así. Pero que sin embargo a mi personalmente me daba el pego completamente como el friki antisocial y un poco loser que es Peter Parker, aunque cuando se ponía la máscara le faltaba un pelín de la mala leche y chulería, que caracteriza a Spiderman. 

En el casting también estaban James Franco en el papel de yo pasaba por aquí y quiero cobrar  mi cheque y Kristen Dunst que interpretaba a Mary Jane, la vecina de Peter y eterno amor del mismo, Una actriz que no gusta a muchos pero que a mi me encanta porque es precisamente eso, la vecina que todos quisimos tener de joven. Por cierto no siempre un actor o actriz tienen la suerte de participar en una de los momentos mas icónicos de la historia del cine, si hablamos del famoso beso, y estos dos lo hicieron.

Y después tenemos a Willem Dafoe poniendo caras, antes de que poner caras diera oscars, porque su Norman Osborn es sin duda alguna un demente criminal con doble personalidad que pone caras y si, el traje parecía sacado de los Power Rangers, pero cuando se lo quitaba daba autentico miedo, esa escena del espejo es simplemente genial. 

En cuanto a la estructura de la película, pues nada del otro mundo, presentación del héroe, presentación del villano, primera pelea, segunda pelea y fin, básicamente el ABC de toda película de origen de superheroe visto hasta el día de hoy. Pero lo hacía con unos efectos visuales deslumbrantes y nunca vistos hasta ese momento. Una película que te daba la sensación de estar balanceándote por edificios entre las calles de Manhattan, y sobre todo un final magnífico que te dejaba en el punto perfecto para iniciar la que sería su muy superior secuela, que incluso a día de hoy es una de las mejores películas de superheroes de todos los tiempos.

Así que cuando habléis mal de este Spiderman y de Tobey Maguire, lo primero que tienes que hacer es lavarte la boca bien. 

Publicar un comentario

0 Comentarios