Se cumple 20 años del estreno de Little Nicky


 20 años desde que conocimos a Little Nicky, el mas majo de los hijos del diablo.

A Adam Sandler se le ama incondicionalmente o se le odia de igual manera, eso es así. Este hombre tiene la impresionante capacidad de hacer que todos seamos capaces de ver una birria de película de principio a final. 



Little Nicky nos cuenta la historia de el tercer hijo del diablo, que estuvo a punto de ser interpretado por el gran Angus Young de ACDC pero que pocos días antes del inicio del rodaje se echó para atrás. Una vez cada 10.000 años se cambia el gobernador del infierno, el primero fue el Abu Lucifer al que daba vida Rodney Dangerfield y en esta ocasión los tres hijos del actual gobernante tendrán que luchar por el puesto, pero es que Nicky es majete y claro no da para el curro, pero es que sus dos hermanos tampoco, pero en esta ocasión porque son excesivamente malvados. Así que cuando el actual demonio interpretado por Harvey Keitel decide no retirarse sus hermanos van a la tierra para montar su propio infierno particular y ahí es cuando Nicky tiene su oportunidad.


La película es completamente demencial desde el minuto uno hasta el final de la película, con humor grosero y sobre todo un montón de mala leche con una banda sonora basada en el rock y con un montón de invitados haciendo cameos como Ozzy Osbourne o el mismísimo Quentin Tarantino o Reese Whiterspoon que interpretaba a la ángel madre de Nicky tras un escarceo con el demonio y que curiosamente es diez años mas joven que el propio Sandler.


Es una película que es claramente la hija de una época, de su propia época y con un humor que curiosamente a los que ahora tenemos 40 nos hacía un montón de gracia y que 20 años después sigue descojonándonos, porque nosotros éramos muy de caca culo pedo pis. Por cierto si no la has visto y quieres descubrir de que se rían vuestros padres, una cosilla, por favor hacedlo en Versión Original porque el doblaje con Flo era para echarlo de comer aparte.

Publicar un comentario

0 Comentarios