EL SECRETO DE LA PIRÁMIDE: 35 Años desde el estreno en España de las aventuras del joven Sherlock Holmes.


 En marzo se cumplirán 35 años del estreno en España de El secreto de la Pirámide.

Aunque no lo creáis, esta película que en la actualidad es todo un clásico de la historia del cine de aventuras, no fue un éxito de taquilla, aunque los que ahora pintamos calvas la tenemos entre uno de esos productos de nuestra infancia, sobre todo por la cantidad de veces que la alquilamos en el videoclub o la vimos en televisión cada vez que la emitían. Y es que Joven Sherlock Holmes que es su título original tenía todo lo necesario para convertirse en una saga, y sin embargo, ahí se quedó, en una sola película.

La película de Barry Levinson con un guion del prolífico en aquella época, Chris Columbus nos llevaba a la Inglaterra de finales de siglo XIX a un colegio muy  exclusivo donde los futuros gobernantes del país se preparaban. Allí se encontraban por primera vez  un joven y bastante patoso, John Watson y un genio de 15 años que apuntaba maneras llamado Sherlock Holmes



La película era completamente una invención como dejaba bien claro desde el principio la propia cinta, y en ella íbamos a acompañar a los dos personajes en su primera aventura, su primer misterio y sus primeros asesinatos. Una película de aventuras con grandiosos momentos como la escena del misterio del trofeo, con un gran malvado, además de traiciones, descubrimientos y un par de escenas terroríficas. Aun recuerdo el miedo que pase con la escena de la momificación en vida a la que asistimos, algo que probablemente ahora no veríamos en una película infantil/juvenil, lo que demuestra que los niños de los ochenta estábamos hechos de otra pasta.

Pero no quedaban ahí las cosas, y es que El secreto de la Pirámide pasaría a la historia por dos hechos a los que ahora estamos mas que acostumbrados y que en 1985 supusieron toda una innovación, Por un lado en la película aparecía el primer personaje cien por cien CGI, un guerrero vidriera que incluso 35 años mas tarde sigue funcionando correctamente en pantalla. Algo que llevó a cabo ILM pero con una pequeña empresa que quizás os suene de algo, Pixar. 


Y además si llegabas al final de la historia no tenías que apagar la película porque si, mucho antes, muchísimo antes de Marvel,  El Secreto de la Piramide tenía escena postcréditos. Y es que si la película nos contaba porque Sherlock nunca quiso enamorarse, el porque de su aspecto, y mucho mas, también nos contaba en ese final el inicio de su mas importante villano. Algo que dejaba abierta la puerta a una secuela que nunca llegó y que en algún momento sabemos que se convertirá en un remake, solo es cuestión de tiempo.

En conclusión, estamos ante una gran aventura con grandes escenas de acción, investigación y unos efectos especiales de los que hacen época, de hecho aun se hablan de ellos, y sobre todo una película que a día de hoy, puedes ver sin que nada te parezca antiguo o desfasado, una joya.



Publicar un comentario

0 Comentarios