Especial Saint Seiya, el genial anime que estrenó en España bajo el nombre Caballeros del Zodiaco.


 El anime se estrenó el 11 de Octubre de 1986 en Japón y llegó el 8 de Julio a España


Un articulo de Javier Martínez


11 de octubre de 1986, se estrenaba en Japón la que, seguramente sea la adaptación al anime de la obra más famosa del mangaka Masami Kurumada: Saint Seiya, conocida en España como Los Caballeros del Zodiaco, la cual pudimos disfrutar a partir de del 8 de julio de 1990.

Como ya era habitual a finales de los 80, esta serie no fue una excepción a la hora de intentar extender su popularidad entre los niños (ahora ya no tan niños) de aquella época, ya que lo primero que conocimos en la televisión de cara a inundar y vaciar las jugueterías de aquel verano, fue su gama de muñecos, de una calidad bastante excepcional para la época, que contenían piezas totalmente detalladas y en algunos casos, incluso metálicas. Tanto, que aquellas figuras no parecían aptas para las manos de un niño, ya que su nivel de detalles hacía pensar que estaban destinadas a coleccionistas. Quien no ha perdido el casco, las botas, los adornos de los pies o algún otro accesorio de su caballero antes de haberlo montado más de tres veces seguidas. Y como olvidar ese comercial en el que se nos mostraba a los doce caballeros de Oro, mientras la cámara y el narrador nos invitan a intentar encontrar nuestro signo...No podemos negarlo: la campaña de marketing fue muy agresiva al igual que efectiva, y es que si se encontraban caballeros en las estanterías de las tiendas, se vendían, aunque aún fuese un personaje desconocido en la propia serie. Por supuesto, bajo la marca BANDAI.



Si bien Dragon Ball fue la mayor perjudicada por ser cortada en plena emisión en España de la Saga de Célula, Saint Seiya estuvo mucho tiempo en el punto de mira, tanto de Asociaciones de Padres como de varios consumidores que protestaban ante los contenidos sangrientos que rozaban el gore (quien no ha oído nunca el chiste de “tienes más sangre que un caballero del zodiaco”?) además de tratar temas muy adultos y profundos y mostrar escenas de muerte con shock y un realismo bastante inusual para ser animación. Y es que el primer fallo se cometió en la propia premisa que aún predomina en nuestro país: los dibujos animados son para niños pequeños. Gran error, y Saint Seiya fue uno de esos casos, no hay más que ver el primer episodio de la serie. Es cierto que su temática es muy lineal y la historia no tiene complicación ninguna, pero no por ello es “para niños”. Por suerte, y tras una censura muy leve que apenas tocó dos o tres episodios, pudimos disfrutar de la serie completa, sus 114 episodios, emitidos primero por TVE y posteriormente por Tele 5. Los fans pudieron estar contentos en aquel entonces, ya que también pudimos disfrutar de la OVA nº3 (La Leyenda de los Santos Escarlata) que se nos ofreció como un “final” a la propia serie en forma de película, cuando aquí ni sabíamos lo que era una OVA. Aunque a día de hoy muchos se escandalizan por esto, hay que admitir, que como final cerrado, esa película de 75 minutos cumplía bien con la función en su momento. Posteriormente, y coincidiendo con un verano (como no) se nos ofreció una reposición completa tanto de la serie como de la propia película. Sin embargo, un largo silencio se hizo muy presente entre los fans, y es que no pudimos disfrutar de nuevo de esta serie hasta varios años después cuando por fin fue rescatada en DVD. 


El Manga

En la misma línea que Dragon Ball Serie Roja, Saint Seiya tuvo su primera edición en el mismo formato, solo que con una portada azul por parte de planeta de Agostini Comics.

A pesar de que en su momentos estuvo muy cotizada, los propios fans demuestran su disconformidad ante la traducción y la propia calidad de impresión que presentaba esa edición (viñetas cortadas, fotocopiadas o sobremontadas), además del detalle más importante: no se publicó la Saga de HADES. Correcto, el manga en España estaba incompleto, y es que Planeta, en un primer momento, decidió cortar de raíz el manga y dejarlo en el mismo punto en el que quedó el anime. A día de hoy hay mucha polémica sobre esta decisión, algunos dicen que fue debido a las bajas ventas en España y otros defienden que fue por la pérdida de derechos de la editorial. Sea como sea, con la llegaba de la ya desaparecida GLENAT (posteriormente EDT), pudimos disfrutar de la serie en el mismo formato que su edición original japonesa y con la saga de Hades incluida (28 tomos en total). Esta editorial también lazó a la venta muchos de los Spin-off y serie derivadas de la franquicia (Lost Canvas, Episodio G). 

Las claves del éxito 

A día de hoy, no podemos negar que Saint Seiya se ha convertido en una serie de culto que se encuentra, sin duda, en el TOP 10 de las más importantes de Japón (y si no, que se lo digan a nuestros vecinos de Francia). Pero vamos a repasar un poco las que, a nuestro criterio, han sido las claves para que esta serie sea considerada como lo que es.



Calidad de Animación – Basta con comparar una simple captura de pantalla de la serie clásica con cualquier otro anime actual para que nos demos cuenta de que Saint Seiya tenía, tiene, y seguirá teniendo un cuidado excepcional en cada uno de sus fotogramas de animación. Unas técnicas de iluminación y luces que hacían que los combates fuesen espectaculares, combinados con unos fondos de escenario que aún hoy se siguen utilizando en algunos de sus animes Spinoff. Los detalles de las armaduras de los Caballeros de Oro, es algo que aún hoy día, costaría trabajo conseguir

Diseños – Esta claro que al final a cada cual le va a gustar la armadura de su propio signo, pero por mucho que busquemos, no vamos a encontrar ninguna armadura “fea” en Saint Seiya. Muchos coleccionistas lo tienen verdaderamente difícil a la hora de comprar sus famosos “Myth Cloth”, más que nada por decidir cuál comprar y cual no.


Personajes – A pesar de que cada uno tiene su rol definido en la serie, como es de costumbre en este tipo de obras, hay que reconocerle el mérito al autor de crearle un trasfondo y personalidad muy singulares y representativas tanto a los protagonistas como a los secundarios. Este trabajo es el que ha inspirado a otros mangakas a crear su propia obra derivada de Saint Seiya y animarse a introducir sus ideas en este universo. Por ejemplo: Saint Seiya Omega o la propia continuación oficial del autor: Saint Seiya Next Dimension. 

No cabe duda de que esta serie marcó un fuerte punto y aparte en la infancia de muchos de nosotros y adía de hoy tiene el lugar de reconocimiento que se merece. Contamos con la suerte de tener ediciones especiales de colección editadas (cajas de coleccionista con todos los doblajes y en V.O.) y en cuanto al manga, tenemos los Kazeban editados en su formato de lujo edición 30 aniversario. Si se sigue vendiendo… por algo será. 

Publicar un comentario

0 Comentarios