Jovenes Ocultos, una pelicula de vampiros mas de los ochenta que las hombreras y el pelo cardado


 Si hablamos de vampiros y años ochenta, no podemos hablar mas que de Jóvenes Ocultos.


La retrocrítica de hoy nos lleva a la california de los años ochenta, concrétamente 1987, a una película que lo petó muy fuerte y sigue siendo uno de los clásicos mas recordados por los que en aquella época eramos jóvenes, pero que de verdad os digo, no se la pongais a nadie en la actualidad porque Jóvenes Ocultos ha envejecido mal tirando a fatal.

The Lost Boys nos cuenta la historia de una pareja de hermanos que llegan junto a su madre a una bonita ciudad californiana llamada Santa Carla. Allí todo es idílico, sol, playa, chicos y chicas guapas y desapariciones de gente. La razón, un grupo de vampiros adolescentes encabezados por Keifer Sutherland que parecián diréctamente los locomía tras 26 horas de fiesta.


La película estaba dirigida por Joel Schumacher en uno de sus primeros éxitos tras la recordada St. Elmo, punto de encuentro. Ademas contaban con la presencia de los dos Corey, el fallecido Corey Haim y su amigo Corey Feldman que habíamos visto unos años antes en Gremlins y en los Goonies, y que daba vida a un cazavampiros adolescente.

La película es complétamente excesiva en todo, en puesta en escena, en apariencia con momentos que son mas videoclips que cine, en los peinados donde cuentan las malas lenguas que se agotaron las existencias de laca en todo el estado y sobre todo es excesiva en la historia. Y aunque es muy entretenida, porque lo es, la película no funciona tan bien en estos momentos, de hecho se pasan muchos momentos de vergüenza ajena y lo único que destaca es la interpretacion del vampiro al que da vida Sutherland y que es lo mejorcito de la película.


Así que tienes dos opciones, si la habias visto en su momento y tenías un buen recuerdo de la misma, pues no la vuelvas a ver, hay cosas que están mejor en el pasado, pero si no la has visto y aun así quieres lanzarte a la aventura de los vampiros locomia, preparate a un ostion retro del copón bendito y sobre todo a una historia muy básica con algunos momentos de acción y una pinta muy naif.. ¿Sabeis esas películas que dices, no hacía falta hacer un remake,? Pues de esta si hace falta.

Publicar un comentario

0 Comentarios